Saltar la navegación

CONTRAATAQUE ESPAÑOL

El ejército español recibió constantemente refuerzos y pertrechos desde Cuba y Puerto Rico.  Se encontraban bloquedod al no poder dominar Puerto Plata.  Los planes para recuperar el control del país se concentraron en 3 frentes.

Frentes de ataque al Cibao

  1. El Cibao debía ser atacado por tres fuerzas, una que saliera de Montecristi que avanzaría hasta Guayubín y Sabaneta
  2. Otro ataque entraría por Palmar de Ocoa para llegar a Maniel (hoy San José de Ocoa), llegaría a Bonao para terminar en La Vega
  3. Otro frente alcanzaría Samaná y su objetivo sería la toma de San Francisco de Macorís

Desembarco en Montecristi

El 28 de marzo de 1864 llegaron a Montecristi unos seis mil soldados, desde Santiago de Cuba comandados por José de la Gándara.  Contaban con trece piezas de artillería, derrotaron a los restauradores que presentaron resistencia a su desembarco y a la toma la ciudad. Las pérdidas dominicanas fueron altas, su error consistió en enfrentar directamente al ejército español.  No siguieron las indicaciones del Manual de Guerrillas de Mella.

Sin embargo, en cada intento de marchar hacia Santiago, fueron emboscados en el camino desde los bosques de xerófilas por los guerrilleros de Benito Monción y Pedro Antonio Pimentel.  Los españoles permanecieron estancados unos seis meses más en la ciudad de Montecristi.  Finalmente se retiraron.

Ataque al Sur

Para 1864 San Cristóbal también se había convertido en un foco rebelde y quedaba muy cercano a Santo Domingo.  Esto hizo cambiar los planes de ataque al sur.

El capitán general José de la Gándara envió al comandante Abad Alfau por el camino de la costa y otras tropas que saldrían desde Baní para alcanzarlos en San Cristóbal.

Fueron atacados en todo momento y en el camino por guerrillas dominicanas.  Cuando llegaron a San Cristóbal a los dos días, hallaron el poblado abandonado por sus habitantes.  No pudieron descansar por los tiroteos esporádicos y debieron retornar.

Lo mismo sucedió en la comunidad de Azua.

El ejército español también se había estancado en el sur.

Se refiere a plantas que se adaptan a la vida con poca agua y poseen espinas como los cactus.